Internet más rápido

Consejos y trucos sobre cómo conseguir que nuestra conexión a Internet funcione mejor y más rápida.

En muchas ocasiones, nuestra conexión a Internet podría ir por debajo de lo esperado en cuanto a rendimiento (en este caso, nos centraremos en la velocidad). Esto puede deberse a muchos factores, desde el servicio que nos provee nuestro ISP (operadora) hasta problemas en el sistema operativo, pasando por problemas de hardware, cableado o señal inalámbrica.

internet-mas-rapido

1. Diferencia entre Mbps y MB/s

Antes de empezar, quiero aclarar un concepto que suele confundirse mucho entre algunas personas que no se dedican al mundo de la informática. Cuando hablamos de nuestra conexión a Internet, informalmente, solemos referimos a ella con la palabra Megas: «Tengo una conexión a Internet de 20 megas

En realidad, estamos hablando de Mbps ó Mb/s (megabits por segundo), que no es lo mismo queMBps ó MB/s(megabytes por segundo), que es la unidad con la que se miden las transferencias y descargas en Internet.

Así pues, una conexión a Internet de 12 megas, no significa que descarguemos a 12 megas por segundo, sino que 12 / 8 = 1,5, por lo que descargaremos a una velocidad de 1,5MB/s.

Recuerda que si no quieres complicarte con cálculos, puedes utilizar directamente el conversor de Google para realizar estas operaciones: Mbps to MB/s.

2. Servicio contratado

Antes de continuar, debemos tener claro que servicio tenemos contratado con nuestro ISP (proveedor de servicios). Si tenemos una conexión de 12 megas, nunca vamos a conseguir velocidades más altas que la que hemos contratado, lo que vamos a intentar es acercarnos lo máximo posible a la velocidad máxima que nos ofrece nuestro proveedor.

Comprobar velocidad de internet

Una vez sepamos que servicio tenemos contratado, existe una página donde podemos hacer un test de velocidad y saber que velocidad real alcanzamos como máximo, y saber si obtenemos el máximo de nuestra conexión.

Es importante tener en cuenta que para que el test nos de unos resultados fiables, no debemos tener ningún programa de descargas abierto, ni estar realizando ninguna transferencia relacionada con Internet. Ni nosotros, ni ningún dispositivo de nuestra red (móviles, portátiles, etc…).

En el test de velocidad de internet, tras realizar unas pruebas de conectividad, seleccionar el mejor servidor dependiendo de nuestra localización y las pruebas de conexión, se nos mostrarán tres valores principales:

Ping: La latencia, velocidad en milisegundos con la que responde nuestra conexión. Cuanto más bajo sea, mejor. Especialmente importante para juegos.

Velocidad de descarga: Es la velocidad que alcanzamos al realizar operaciones de descarga (navegación, descarga P2P, videoconferencia de otra persona por Skype…).

Velocidad de carga: Es la velocidad alcanzada al realizar operaciones de subida (dejar comentarios en un foro, enviar emails…). Normalmente, es muy inferior a la de descarga.

URL | COMPROBAR AHORA LA VELOCIDAD DE INTERNET DE TU CONEXIÓN

PingTest

pingtest

Aunque el servicio anterior ya nos ofrece el ping, existe otro servicio que nos puede dar algo más de información: PingTest.

Este sistema realiza una prueba de conectividad, en la que se enfoca en medir la latencia, ofreciendo un dato muy interesante: Jitter, la fluctuación de la señal, observando así si nuestra conexión es estable o no.

URL | PingTest

SpeedTest tiene una versión para Android con la que puedes realizar el test cómodamente desde tu móvil.
Recomiendo en ese caso la lectura del siguiente artículo, donde además se explican las diferentes «coberturas» móviles

3. Infraestructura de red

En principio, este apartado sería interesante sólo para los usuarios que quieran utilizar una red local para compartir red e Internet entre dos o más equipos. Actualmente, y en el peor de los casos, una red local tendrá un caudal de 100Mbps.

Las conexiones a Internet actuales no suelen superar este caudal, por lo que (salvo casos concretos) rara vez será el responsable un caudal de datos insuficiente.

infraestructura

En una pequeña red casera existen varios elementos que influyen en el rendimiento general de la red. Cada elemento de la red garantiza un caudal máximo, por lo que deberemos tener en cuenta cada uno de estos elementos.

Router o Modem

En el caso de los routers (o modem) que ofrecen las operadoras, suelen garantizar un caudal máximo de 100Mbps. Existen dispositivos con mayor caudal, por ejemplo 1000Mbps, pero suelen ser algo más caros.

Consejo avanzado: En algunos casos, es posible que existan actualizaciones del firmware de tu dispositivo. Un router con el firmware actualizado puede corregir errores o añadir funcionalidades extra que no poseía antes de la actualización.

Cableado

En el caso de tener una red cableada, el tipo y la categoría de cable influye también en el rendimiento de nuestra red. Un cable de categoría 5 puede garantizar hasta 100Mbps, mientras que un cable de categoría 6 puede garantizar hasta 1000Mbps. La categoría del cable suele estar escrita en el propio cable.

Existe también un cable de categoría 5e que se encuentra a medio camino entre los dos anteriores. Cableados de categoría 7 o superiores no se suelen utilizar en redes caseras.

Tarjeta de red

Por último, cada dispositivo (desde un PC hasta un móvil o tablet) tendrá una interfaz o tarjeta de red, ya sea por cable o inalámbrica. Al igual que en los routers, tienen un caudal máximo de datos, que actualmente suele ser de 1000Mbps (Gigabit Ethernet).

Consejo avanzado: Mantener actualizados los drivers de la tarjeta de red a la última versión siempre suele ser una buena idea.

admin